Comprar, tirar, comprar

El pasado domingo, se emitió en la 2 el documental “Comprar, tirar, comprar”.  Yo ya había tenido la oportunidad de disfrutarlo hace tiempo, al ser programado por TV3, en catalán, pero esperé hasta su emisión en castellano, para poder compartirlo con los que todavía no lo hayais visto.

Si las navidades fueron una buena época para reflexionar acerca del consumismo que preside la sociedad de nuestros días (“Consumir menos, vivir mejor”), no le van a la zaga las rebajas, un acontecimiento, en el que se nos propone redoblar esfuerzos adquisitivos, creando, tras los gastos navideños, otro particular viacrucis, ahora durante el mes de enero.

Es muy interesante la reflexión que hace un profesor de economía francés, acerca de nuestro modelo de crecimiento económico continuado. Frente a esto, él propugna el decrecimiento. El documental aborda principalmente el tema de la obsolescencia programada en los productos que consumimos y la que es peor, la percibida y cómo está diseñada para que anhelemos poseer más cosas, renovándolas a un ritmo cada vez superior.

Tanto de aquellos que lo hayais visto, cómo de los que lo vayáis a ver ahora, os invito a opinar acerca del mismo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Altermundo, Otra visión de la sociedad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Comprar, tirar, comprar

  1. celeming dijo:

    Lo del consumismo es la leche. Que una impresora deje de funcionar imprimidas un determinado número de páginas es para no volver a comprar nuca más esa impresora.
    Que la gente tire la tele porque se ha quedado vieja, es de tontos. Lo mismo que hacer cola una noche para ser el primero en tener un i-pod o un i-phone.
    Pero, como todo en esta vida, los padres tenemos mucha culpa por educar a nuestros hijos en el consumo desmesurado y en no saber negarles nada.

    Salud, compañero.

    • Mourisimo dijo:

      Realmente es muy revelador, consumimos 20 veces más ahora que en los años 80.

      Tirar la tele o necesitar 40 pares de zapatos para sentirse realizado, es un dislate, consecuencia del bombardeo constante de los medios de comunicación, que no tienen miramientos en dirigir todo este arsenal contra la infancia que tiene muchos menos mecanismos de defensa de los que pueda tener una persona adulta.

      Para muestra un botón: estas pasadas fiestas, fuí con mis primos a un centro comercial, me pidieron ir a jugar a las máquinas recreativas y luego al cine. Más tarde, entraron en lo que parecía una aparente apatía, por dar un paseo o por cualquier otro plan que no fuese volver a casa a jugar a la playstation.

      Por esto y por otras muchas razones, me planteo, las razones por las que queremos ganar más, trabajar más horas para conseguir más dinero. En muchas ocasiones, las necesidades no son más que meras ilusiones, causadas por campañas multimillonarias de publicidad, gastadas por empresas deslocalizadas, que no se molestan ni en fabricar los productos, solamente se ocupan de crear una marca, para cobrar sus productos a precio de oro.
      TENEMOS MENOS TIEMPO LIBRE QUE NUNCA Y EL POCO QUE POSEEMOS, LO DEDICAMOS A IR DE TIENDAS A ADQUIRIR FALSAS PROMESAS DE FELICIDAD.

      Gracias por comentar! un saludo

  2. jose lopez dijo:

    La raiz del problema es la misma para el 99,9% de las injusticias que vivimos en esta sociedad: El sistema politico.
    Esta ideado para beneficiar a las minorias que ostentan o financian el poder (estoy convencido que no lo hacen por maldad sino por ignorancia y claro esta, miedo). Todo esto se podria solucionar si cambiasemos el sistema por una democracia directa.
    No es utopia, los avances tecnologicos actuales lo hacen posible.

    • Mourisimo dijo:

      Yo apuntaría más al sistema económico, cómo de hecho se señala también en el documental.
      Las condiciones ventajosas, que las clases privilegiadas mantienen, gracias a una legislación fiscal regresiva, recortes de derechos sociales, privatización de servicios públicos, etc. son consecuencia, de que el capital es el poder fáctico que gobierna realmente nuestra sociedad y que las elecciones son una pantomima que los gobiernos interpretan cómo un cheque en blanco, para poner en práctica políticas que nada tienen que ver con su programa electoral. Tal es el caso del PSOE en estos momentos, con ZP aplicando reformas que harían henchirse de orgullo a la mismísima dama de hierro.
      Lo que comentas de la democracia directa, constituiría el inicio de una verdadera democracia, sin una ley electoral bochornosa, que beneficia en sobremanera a los 2 grandes, con una ley de partidos que en caso de aplicarseles al PP o al PSOE, quedarían fuera del juego político también.
      Un saludo y gracias por el aporte

  3. jose lopez dijo:

    Al hablar de democracia directa me refiero a que el poder legislativo sea ejercido directamente por todos los ciudadanos a traves de una representación real y rotativa . Un Servicio Politico a la usanza de nuestro antiguo Servicio Militar, obligatorio con derecho a objeción por supuesto. El papel que correspondería a los partidos politicos sería el de proponer a profesionales para los poderes ejecutivo y judicial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s