Promesas electorales vs cruda realidad

En mis tiempos de facultad, un docto en derecho político abolió los exámenes parciales por su manifiesto, proclamaba él, carácter antipedagógico. La misma conclusión se puede extraer, pienso yo, de las elecciones. Siendo necesarias, también son, en muchos aspectos, contraproducentes, al ser escenario de medidas populistas y del “y yo más”, en lugar de un ágora para el debate y la reflexión.

Si durante toda la anterior legislatura CIU clamaba contra la indecencia de someter el parque automovilístico catalán a la cuarta velocidad en las entradas de Barcelona, por el ya celebérrimo límite de 80 km/h, ahora se la están teniendo que envainar, por un fenómeno nada frecuente por estos lares, el buen tiempo.

Pues sí, parece que un simple anticiclón ha servido para dar marcha atrás en una medida tan impopular como necesaria y que ahora más que nunca muestra bien a las claras su inexcusabilidad. ¿Acaso pensaban que no haría buen tiempo en Barcelona? Eso sí, la envainada no ha sido completamente satisfactoria, ya que, política y rectificaciones, lamentablemente, en contadas ocasiones van la mano. Rectifican, pero prometen volver a la carga cuando el mapa de isobaras conceda una tregua y la mierda se disperse en brazos de Eolo. La coyuntura actual, nos transporta a una analogía de esconder el polvo debajo de la alfombra.

El modelo ya sea a 80 o a menos, es del todo insostenible en un momento de nuestra historia dónde por primera vez se contabilizan más habitantes en las zonas urbanas que en las zonas rurales. Es una irresponsabilidad manifiesta y de una falta de compromiso, ya no con los problemas que nos estamos creando, sino con los que es evidente que ya tenemos.

BARCELONA QUIERE SER COMO LONDRES

No podía faltar, la denuncia de la insufrible botulínica de Sánchez Camacho (bastión de la familia tradicional, a la par que madre soltera) para denunciar este flagrante incumplimiento de las promesas electorales del Govern. Parece que a sus amigos de Sant Gervasi, les molesta no poder explotar toda la potencia de sus Cayenne y similares en los accesos a la ciudad.

Y otro tanto para Madrid, Gallardón pondrá los medidores de contaminación en la sierra de Guadarrama y hará una llamada desesperada al abandono del lujo del utilitario estos días, pero de nada sirve cuándo el resto del año no se hace una apuesta decidida por los transportes públicos o sostenibles.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Altermundo, Otra visión de la sociedad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Promesas electorales vs cruda realidad

  1. Maribel dijo:

    Sí, me ha gustado mucho. Como siempre la agudez de un vocabulario fluido y locuaz hacen de tus comentarios un placer de buena lectura. Muchas gracias por tu lúcida aportación.

    • Mourisimo dijo:

      Muchas gracias Maribel, pero más importante que el vocabulario y la “literatura”, son los contenidos, es increíble que las autoridades no centren sus esfuerzos en proteger la salud de los ciudadanos, sino que velen por sus intereses electorales cómo en este caso. Ante la ausencia de esta regulación impuesta desde los órganos de gobierno, los ciudadanos deberíamos replantearnos muy seriamente las consecuencias que nuestras conductas tienen en el medioambiente, porque SI LOS POLÍTICOS PECAN POR OMISIÓN, LOS CIUDADANOS PECAMOS POR ACCIÓN.
      Que seamos muchos, no debe eximirnos de todas y cada una de las responsabilidades individuales como ciudadanos.
      Un saludo y gracias por comentar!

  2. Monch0 dijo:

    Pues no puedo estar más en desacuerdo con la clase política de este pais, tanto con unos como con otros. Estamos sufriendo la lacra de políticos profesionales, que son aprendices de todo, pero expertos de nada.
    Asociar la contaminación que emite un coche con respecto a su velocidad exhibe una estrechisima amplitud de miras, a la par de una ignorancia supina en el funcionamiento de un automóvil. Los automóviles como máquina que son, tienen un rango de utilización, y un rango de efectividad, lo que genera un consumo. Es decir, la efectividad no se mide en la velocidad alcanzada, si no en la carga del motor para alcanzarla. La mnayoría de los coches están diseñados para circular a cruceros ce 100 km/h en carretera, y 130 Km/h en autovía, a estas velocidades se consiguen los mejores consumos en cuanto a efectividad y rendimiento, porque sencillamente tanto cambio como grupo tienen los desarrollos ajustados para tal propósito.
    Y la prueba para un conductor es sencilla, si circulas a 80 donde antes lo hacías a 100, en que marcha vas?

    • Mourisimo dijo:

      Hola Moncho! la dirección de mi post, no se encamina tanto en el sentido de si hay que poner a 80 el límite o si, por el contrario, debería ser más elevado porque hay velocidades más eficientes en materia de consumos. Lo que quería denunciar, es la necesidad imperiosa de un modelo de ciudad sostenible, dónde se prime la recuperación de las calles para los peatones, dónde el transporte público no implique retrasos, poca frecuencia y desprotección en este sentido de según que zonas.
      Los modelos de ciudad europeo tienden a esto, sin ir más lejos Londres, impuso un peaje a todos los automóviles que quieran acceder a la city.
      Sino lo hacemos ahora, más adelante ya se revelará la inexcusabilidad de estas medidas, que implicarían un cambio de perspectiva en muchos sentidos, por ejemplo, las grandes superficies a las afueras de las ciudades, diseñadas para ir a ellas en coche.
      Lo de que los políticos, opinan de todo sin entender de nada, es algo más que sabido y, por otra parte, tampoco podemos pretender que sean hombres del renacimiento que entiendan de todo, para eso ya se les paga a sus consejeros. El problema es cúando no se guian por el bien de la gente o el sentido común, sino por otros intereses, en su mayoría. propios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s